duro polvo con su hija recien casada

Pocas cosas se respetan ya, ni siquiera que tu hija se case y sigas follándotela como cuando era tan solo novia de tu yerno, pero mira, ella vuelve una y otra vez a los brazos de su padre que tiene el deber de consolarla cada vez que lo necesite. El polvo ha sido durísimo y ambos han perdido por completo la cabeza y el sentido del tiempo, un poco más y los pilla mamá.

  • Categorías XXX