me deje llevar por un primo muy vicioso

Aquella tarde mis padres se habían ido a comprar y mientras estaba haciéndome la merienda antes de ponerme a estudiar llegó mi primo, se me había olvidado que quería repasar conmigo y la verdad es que me cogió por sorpresa. Ya habíamos tenido algún roce porque sentíamos una fuerte atracción y de besos y caricias no habíamos pasado, pero parece que él estaba dispuesto a todo y para ser sinceros, yo también. Hasta que no te lo follas no sabes hasta que punto alguien puede ser un vicioso y me encantó que mi primo me mamara el culo, la contradicción de saber que aquello no era correcto y el gusto que me daba sentir su lengua en mi agujero de atrás fue increíble.

  • Categorías XXX